Costa Rica con Niños

Costa Rica es un país muy rico en turismo y naturaleza. Su buena ubicación en el mundo lo nutre de una diversidad impresionante de vegetación, playas, volcanes y otros atractivos que lo hacen ser un muy buen destino para ir en familia. Es un país increíble para que los niños exploren en la naturaleza y disfruten el mar.  

Tiene costas del Pacífico y del Caribe, y aunque es un país chico, es importante destacar que casi el 26% de su territorio es protegido bajo diversas maneras de conservación y el cuidado del medio ambiente es una de sus principales características. 

Costa Rica en este momento no tiene vuelos directos desde Chile y las opciones son a través de Panamá́, Bogotá o Miami, llegando a la capital San José́. Desde ahí́ la mejor recomendación es arrendar un auto para poder llegar a distintos pueblos, playas y parques nacionales.

Aunque dentro de Costa Rica las distancias son cortas en kilómetros, se hacen largos los trayectos, esto porque en general los caminos son de una sola vía, de mucha curva y se atraviesan animales, por lo que hay que ir bastante atentos y con paciencia. Es muy lindo recorrer este país en auto, viendo los cambios de vegetación y dejándose sorprender por el destino donde nos tocará llegar. 

Algunos Tips para el viaje: 

●  Es un país con muchos destinos turísticos, por lo que es muy importante planearlo bien antes de partir. 

 Contemplar una primera y última noche en San José́ permite que las salidas en auto, bus o aviones internos el primer y último día no sean estresantes ni apuradas, sino que disfrutadas en todo momento, porque en cada trayecto hay ¡mucho que ver! 

●  Optar por el auto es una buena opción si se viaja con niños, se puede parar si es necesario, hacer dinámicas de juegos, poner la música que nos gusta, pintar o leer. 

●  Si vas a andar en auto no te confíes de la distancia en kilómetros. Por ejemplo entre Monteverde y Arenal hay sólo 100 km de 

distancia y waze marca 3 horas de viaje… cuesta creerlo, pero así́ es… son carreteras con máximas de velocidad de 40 km/hrs, como mucho 80 km/hrs y se darán cuenta que todos respetan la velocidad.

●  Costa Rica es un país muy tranquilo y seguro. La gente es muy amable, alegre, respetuosa y siempre está dispuesta a ayudarte. 

●  Si llueve no olviden usar repelente (post lluvia los mosquitos te comen viva), hay épocas del año menos lluviosas, por lo que es recomendable planificar el viaje pensando en el clima también. 

●  La comida es rica y bastante adaptable al gusto de los niños además, en general todos los menús advierten de alérgenos y tienen alternativas vegetarianas o veganas. Es un país para comer mucha fruta tropical, pescados frescos y en general comida de la mejor calidad preparada en el momento. 

●  Con respecto a los paseos y aventuras es necesario que los niños vayan preparados para las actividades, que sepan que van a caminar, y uno anticiparlos a lo que van.

●  Con respecto al mismo tema de los paseos, como todo viaje con niños recomendamos mantener las expectativas realistas. A veces no se podrán hacer tantos paseos, tantas caminatas… Lo importante es que todo el grupo familiar disfrute la experiencia. 

●  En la guía Lonely Planet de Costa Rica (que la pueden encontrar en Amazon) pueden revisar todos los paseos, están las páginas webs y también el costo asociado. Muchas veces queremos hacer mil cosas en un día, pero hay que ver el valor de cada salida. En general todos los parques nacionales son pagados y el costo para los extranjeros es mayor que para los locales, y hay muchas reservas privadas con tours muy lindos, que tienen un costo más alto aún. También hay senderos gratuitos, playas increíbles de libre acceso y ya la vista desde el auto es sorprendente donde quiera que vayan. 

●  Los parques nacionales no admiten que lleves alimentos (sólo agua y a veces tienen un kiosco adentro para comprar algo), esto porque está prohibido alimentar a los animales. 

●  El agua es potable en todo el país. Una buena recomendación es llevar botellas reutilizables y llenarlas antes de salir de paseo en la llave del hotel (o casa). Todos toman agua de la llave, incluso los norteamericanos que suelen ser muy cuidadosos con este tema. 

●  Recomendamos llevar un kit de picnic (vasos, platos, cubiertos) porque hay muchas playas donde hacer picnic o incluso en la tarde-noche en el hotel, con los niños cansados, es una opción recomendable. Donde quiera que vayan van a encontrar un supermercado o puestos de fruta, que les permitirá́ abastecerse.

●  Por último, sobre la ropa, es recomendable llevar ropa para días calurosos, pero si van a visitar el interior, llevar algo más abrigado y cortavientos (idealmente contra agua). Y llevar un botiquín preparado para los resfriados y la otitis, por los cambios de temperatura, los baños de mar y piscina. 

Nuestros destinos: 

MANUEL ANTONIO

 Elegimos este lugar para comenzar por varias razones, entre ellas por estar relativamente cerca de San José. Es uno de los destinos más conocidos de Costa Rica. Tiene playas lindas y un parque nacional de selva tropical costera en donde son famosos los perezosos, monos, tucanes y guacamayos. 

Para alojar se puede arrendar casa en airbnb y también hay varios hoteles recomendables. 

De paseos hay varios imperdibles: 

El Parque Manuel Antonio: Está muy preparado para los turistas, llegando temprano no pierdes tiempo en la entrada. En este parque hay distintos tipos de senderos, incluso existen algunos para personas con movilidad reducida. Las caminatas son amables y se pueden ver diversos animales y plantas tropicales mientras se recorre, para terminar en playas maravillosas para bañarse (sí o sí lleven traje de baño y toallas en su mochila). La playa Manuel Antonio es muy tranquila, ideal para los niños y Espadilla tiene unas olas un poco más grandes, pero los niños más grandes gozan capeándolas! Hay que pensar que se pasará la mañana en el parque (adentro hay un kiosco-restorán bastante abastecido para comer algo si se quiere aprovechar la playa sin que los niños tengan mucha hambre). En este parque es opcional contratar un guía, conocen tan bien el lugar que con ellos se pueden ver más animales que quizás haciendo el recorrido sin ellos. Aunque cuando hay animales en el sector, se puede ver varios guías y turistas mirándolos, así es que seguro los encontrarán. ¡No dejen de llevar binoculares! 

–  El paseo en lancha por los manglares es muy conocido en este destino, por lo que lo ofrecen en muchas partes. Es un recorrido de un par de horas súper amigable y se pueden ver animales como osos hormigueros, boas, cocodrilos y muchas iguanas, pero a veces no se tiene tanta suerte, es parte de ver los animales en la naturaleza y no en un zoológico, nunca te aseguras lo que vas a ver. 

–  La Cascada Nauyaca. Se encuentra a 1 hora al sur de Manuel Antonio, por un camino precioso y una carretera en buenas condiciones. Es un paseo que vale la pena hacer con niños buenos para caminar (ojalá 8 años en adelante), ya que la caminata para llegar a la cascada es de 4 km. con varias subidas en medio de una vegetación preciosa, donde se pueden ver tucanes y otras aves. También está la alternativa de hacer el recorrido a caballo, pero es importante reservar con anticipación (para la caminata también hay que reservar por email). Finalmente, se llega a una cascada preciosa, donde se puede pasar la mañana bañándose y haciendo un picnic. Importante llevar toalla, agua y algo para comer (nosotros compramos fruta en un puesto en el camino y fue perfecto). 

–  Playa linda. Muy cerca de la cascada Nauyaca, a medio camino de vuelta a Manuel Antonio, se encuentra esta playa larga y despoblada, muy poco turística, con vegetación hasta la arena, olas chicas y sin mucha corriente, perfecta para pasar la tarde antes de volver al hotel. Súper recomendable llevar picnic porque no hay donde comprar. Los niños van a gozar con la temperatura del mar y esas olas. 

–  Playa Biezans, está en Manuel Antonio pero hay que llegar en auto y luego caminar 5 minutos por un sendero. Es una playa pequeña pero muy linda, muy verde y muy tranquila para que los niños entren y naden, aunque sin confiarse ya que tiene cambios importantes en las mareas. Es recomendable ir en la mañana o a mediodía, porque en la tarde es sombría. 

MONTEVERDE

El viaje desde Manuel Antonio a Monteverde toma alrededor de 3,5 horas (no se confíen en el kilometraje, puede ser engañador). El viaje en sí es muy lindo, pasas por la costa pacifico, luego por selva y por último subes a las zonas altas de Costa Rica por cuestas entrando literalmente en las nubes, es realmente muy lindo.

Monteverde es un pueblo chico y muy amigable, tiene una onda hippie y todo está muy enfocado al deporte aventura y ecoturismo. Tiene un par de hoteles de buenas instalaciones, pero nada pretencioso. Se puede alojar en hoteles como el Monteverde logde o El Establo. 

Tiene un clima bastante fresco y corre viento, lo que te da energías para recorrer sin problema. Pero es importante abrigarse, un polar delgado, cortaviento y cuello serán muy bienvenidos (sobre todo que se llega del calor tropical de Manuel Antonio a este pueblo más ventoso y helado).

Paseos recomendados: 

  •  Tour Nocturno, Aquí o en Arenal (la siguiente parada) es muy recomendable hacer un tour nocturno, hay varios, incluso el hotel El Establo ofrece su propio tour, ya que el hotel se encuentra dentro de un parque muy grande. Es una experiencia increíble. Cada uno va con su linterna, escuchando los sonidos de los animales en el espesor de la selva, es una experiencia única.
  • –  “Sky adventures” es un parque privado que tiene un sendero por los bosques, el que puedes recorrer a través de un circuito de puentes colgantes que están a la altura de las copas de los árboles. La experiencia te permite simular dónde viven las aves y ver follajes de distintos árboles muy de cerca. Hay puentes que están a más de 60 metros de altura, las vistas son realmente espectaculares. Si bien está todo bien armado es importante destacar que los puentes colgantes no tienen mayor protección perimetral en las barandas por lo tanto no está de más tener mucho cuidado con los niños. En Monteverde se aprecia más la flora que los animales, por lo que si toman el tour va a estar enfocado más a la botánica, lo que es bien entretenido y distinto para los niños. En este mismo parque hay canopy. 
  • –  Trekking por la “Reserva Biológica Bosque Nuboso de Monteverde”, es una reserva privada que tiene el 2,5% de la biodiversidad mundial. Como todo en Costa Rica, está muy bien acondicionado para el turista y tiene senderos con distintos tipos de dificultad, lo que permite un recorrido muy entretenido con los niños. En esta reserva se puede contratar un guía, lo que es un acierto. Quizás con niños el precio sube ya que lo ideal es tener un guía privado, esto principalmente porque hay que adaptar el paseo a la energía, intereses y tiempos de los niños para que la experiencia cumpla con las expectativas. Los guías son muy preparados, esperan, ayudan y enseñan de forma muy entretenida y enriquecedora, siempre alegres como todos en Costa Rica. 
  • El Ranario, es una experiencia muy entretenida para los niños, probablemente un paseo que sin niños uno no haría. Es un jardín tropical  que se encuentran varios acuarios muy grandes, llenos de vegetación y ranas. La idea es que cada uno, con linterna en mano, vaya descubriendo las ranas que habitan cada uno de estos acuarios. La entrada incluye dos visitas, una diurna y una nocturna, ya que hay ranas que sólo están activas en la noche y de día sólo se las verá durmiendo. Los niños gozan investigando y los guías son muy amables. 

ARENAL

Arenal es un destino increíble, con vistas espectaculares y paseos familiares muy entretenidos. Su vegetación es muy distinta a Manuel Antonio y el Bosque Nuboso de Monteverde, por lo que los niños van a seguir sorprendiéndose con cosas nuevas. Esta zona es más campestre, famosa por sus aguas termales además, tiene granjas, ganadería, cultivo de café y chocolate. También hay un parque nacional (Volcán Arenal) y parques privados en donde se pueden encontrar actividades de trekking, bicicleta, paseos a caballo, avistamiento de fauna silvestre, etc. Es un lugar muy preparado para el turismo y con mucha oferta hotelera. El hotel “The Springs Resort and Spa” es increíble, no dan ganas de salir, sobre todo cuando se anda con niños más chicos. Cuenta con muchas piscinas de aguas termales a distintas temperaturas, senderos y siete piscinas localizadas dentro del cañón de un bosque. El hotel está emplazado en una área muy extensa y cuenta con una zona de actividades junto a un río. Aquí se puede practicar kayaking, tubing, paseos a caballo, pared de escalada, y visitar el refugio de animales con que cuenta el hotel. Es un proyecto conjunto con el Ministerio del Medio Ambiente en donde rescatan animales de circos, zoológicos incluso que han sido mascotas y que por su puesto llegan en muy mal estado y lamentablemente no pueden retornar a la naturaleza. Otra alternativa es el Hotel Manoa, que se encuentra muy cerca, también cuenta con algunas piscinas termales y el restorán tiene una vista maravillosa a una laguna donde siempre aparecen tucanes, iguanas y entre los árboles se pueden ver perezosos durmiendo. Las piezas son como pequeñas casitas con terraza y vista al volcán, donde es muy rico comer un aperitivo con los niños después del día de aventuras, tiene unos jardines maravillosos y un huerto que vale la pena visitar. 

Paseos recomendados: 

  • –  Las cabalgatas Don Tobías, son muy entretenidas para pasar una mañana recorriendo los bosques tropicales del centro de Costa Rica, avistando animales y aves, con vistas al volcán. ¡Los niños gozan con este paseo! 
  •  El Ecocentro Danaus, tiene el mejor paseo nocturno, donde se pueden ver muchos animales como caimanes, monos, perezosos, mariposas nocturnas y muchas ranas diferentes. 
  • –  El tour del cacao San Juan, es un imperdible si quieren aprender todo el proceso del chocolate, probar el fruto y seguir atentos hasta preparar su propia barra de chocolate. Los niños aprenden mucho y les gustó mucho porque los guías son muy entretenidos y responden cada una de sus preguntas con mucha paciencia (recomendable para niños desde los 6 años, si quieren sacarle el jugo al paseo). 
  • –  El Chollín, es una parte del río de aguas termales de acceso público, si quieren vivir la experiencia de bañarse directo en el río en medio de la vegetación, con sus aguas calientes es muy recomendable. Pero es bueno ir temprano, porque en las tardes se llena de gente. 

Norte de Costa Rica, zona Pacífico (playas Conchal, Brasilito, Flamingo, Potreros, Las Catalinas, Pan de Azúcar): Para terminar, volver a la playa, sobre todo cuando los niños son fanáticos del mar, es una excelente opción. Conchal está bien al norte en Costa Rica, por lo que si los niños son muy chicos se puede hacer pesado seguir recorriendo, pero es un sector de playas que da al mar Pacífico con una vegetación y una geografía totalmente distinta a lo que se pudo conocer en los otros lugares. 

El mar tiene una temperatura perfecta combinado con olas tranquilas, pero no una taza de leche, ideal para los niños. Es una zona donde se puede disfrutar de ir de playa en playa con picnic, bañarse horas en el mar, caminar por la arena buscando conchitas y también visitar algunos parques nacionales. 

Hay algunos alojamientos que pueden encontrarse en Airbnb, hoteles más chicos y locales, y otros de grandes cadenas. ¡Hay para todos los gustos! 

También, una buena alternativa es terminar el viaje en Manuel Antonio, con sus maravillosas playas, antes de volver a San José y emprender el viaje de regreso. 

Sin duda Costa Rica es un tremendo destino, con un sello de cuidado por el medioambiente que deja una huella en quienes lo visitan e infinitos recuerdos y aprendizajes en nuestros niños.